El sistema inmunológico es un mecanismo único que permite que una persona sobreviva

El sistema inmunológico es un mecanismo único que permite que una persona sobreviva
Fotografía: Azat Valeev | Dreamstime
Victoria Mamaeva
Pharmaceutical Specialist

La mayoría ha experimentado momentos en los que se presenta somnolencia, malestar general, enfermedades crónicas y resfriados sin causa. Pero vale la pena entender que nada sucede así, todo tiene su propia explicación.

El estado de salud depende directamente de la eficacia con la que funcionen las funciones protectoras, y si no son capaces de superar los problemas, se produce una disminución de la inmunidad humana.

Inmunidad es un sistema para detectar células de antígenos extraños e incluye mecanismos para proteger el cuerpo.

Para exterminar al alienígena invasor, el sistema inmunitario produce un tipo específico de célula: anticuerpos que pueden unirse al antígeno, reconocer el «código» y destruirlo.

Funciones

El sistema inmunitario humano es un mecanismo bien coordinado que crea una barrera contra los efectos nocivos de factores externos e internos.
The immune system
Fotografía: Andcurrent | Dreamstime

En una persona sana, es inmune no solo a infecciones, microbios, bacterias, sino también a organismos extraños que no tienen el mismo código genético que el cuerpo humano. La inmunidad, desde un punto de vista biológico, mantiene una constancia óptima del medio ambiente dentro del cuerpo y protege contra factores dañinos externos, incluidos los helmintos protozoarios.

En resumen, la inmunidad es un sistema que no permite la penetración de infecciones y bacterias, así como una forma de protegerse contra el desarrollo de patologías peligrosas: procesos oncológicos, inflamatorios y autoinmunes. Es por esta razón que en heridas, rasguños, abrasiones, lugares de operaciones y otras áreas afectadas, hay una rápida curación, recuperación de enfermedades.

Principios de alimentación saludable para una vida larga y saludable
Principios de alimentación saludable para una vida larga y saludable
La inmunidad es un sistema para identificar el peligro que surgió con el advenimiento de los organismos multicelulares para ayudarlos a sobrevivir. Tiene la propiedad de reconocer extraños que provocan patologías peligrosas para el organismo. El reconocimiento se da a nivel genético, ya que cualquier célula tiene información. Los médicos llaman a esta propiedad una «etiqueta».

Visualizaciones

Hay dos tipos: inmunidad innata y adquirida.

Inmunidad innata

Inmunidad innata, que también se llama de especie, genética, hereditaria, natural, la que recibimos de nuestros padres, los de los nuestros, etc. Este tipo de protección contra una serie de patógenos es característico de un cierto tipo de mundo animal. Congénita también se divide en dos tipos.

  • Individual: inherentes a individuos individuales, especies, mientras que el resto son sensibles a un patógeno específico.
  • Específico: común a todos los miembros de una determinada especie, puede ser absoluto o relativo.
The immune system
Fotografía: Tartilastock | Dreamstime

Con la ocurrencia absoluta de una determinada enfermedad es imposible bajo ninguna circunstancia. Relativo es posible en condiciones favorables: edad, sobrecalentamiento, hipotermia, etc. Vale la pena señalar que los factores de inmunidad innata son más a menudo inherentes a los adultos, en los recién nacidos, por lo general, están ausentes.

El ajo es una planta valorada por muchos pueblos antiguos
El ajo es una planta valorada por muchos pueblos antiguos

La resistencia natural no es solo un rasgo de especie, puede manifestarse en razas individuales, poblaciones e incluso líneas ancestrales.

Inmunidad adquirida

Adquirido: esta es la capacidad del cuerpo para resistir ciertos patógenos que encuentra durante la vida, no se hereda. Adquirido naturalmente se divide en tipos de inmunidad activa y pasiva.

  • Activo: se manifiesta después de que el cuerpo lleva la enfermedad, por lo que también se le llama post-infección. Persiste durante varios años, y en un número de individuos a lo largo de la vida. Una respuesta inmune a un patógeno es posible cuando pequeñas dosis de este ingresan al cuerpo durante mucho tiempo. Así, se produce una inmunización oculta o subinfección inmunitaria.
  • Pasiva se desarrolla debido a la entrada de anticuerpos en el cuerpo del bebé a través de la placenta en el útero – placentaria, o leche materna – calostral. Gracias a este tipo, la inmunidad del cuerpo al patógeno persiste durante varios meses, luego entra en juego la inmunidad adquirida.

Cómo funciona la inmunidad

Desde la infancia, sabemos que el sistema inmunológico protege nuestro cuerpo de la penetración de infecciones, microbios, patógenos.

También aquí se pueden atribuir los efectos nocivos del entorno externo: frío, calor, radiación ultravioleta, helmintos protozoarios. Pero tenemos poca idea de cuál es el papel del sistema inmunológico dentro del cuerpo humano. Se le puede llamar con razón «ordenador», «recolector de basura», sin el cual la existencia es simplemente imposible.

Aceites esenciales: el poder vegetal de la naturaleza
Aceites esenciales: el poder vegetal de la naturaleza
Células inmunitarias: macrófagos, exterminar patógenos, recolectar restos de células muertas, eliminar toxinas y productos de estancamiento del cuerpo. Debido a esto, el metabolismo se mantiene en un nivel óptimo, las heridas cicatrizan, la fuerza se recupera después de enfermedades graves, operaciones quirúrgicas, etc.

Órganos del sistema inmunológico

Para saber en detalle qué es la inmunidad y cómo aumentarla, debe estudiar todo el sistema inmunológico, que incluye células, órganos, linfáticos.

The immune system
Fotografía: Axel Kock | Dreamstime

Miembros de la simbiosis:

  • Sistema linfático (los nódulos son formaciones blandas de tejido ovalado con un alto contenido de linfocitos).
  • Glándula timo: el timo se encuentra detrás del esternón, aquí se multiplican las células linfoides.
  • Amígdalas son pequeñas formaciones de tejido linfoide en las paredes faríngeas.
  • Médula ósea: un tejido con una estructura porosa que se asemeja a una esponja, ubicado dentro de huesos planos o tubulares, produce células sanguíneas: eritrocitos, leucocitos y plaquetas.
  • Formaciones linfoides en los intestinos (placas de Peyer): ubicadas en las paredes del apéndice, participan en la circulación de los conductos que conectan los ganglios linfáticos.
  • El bazo es un gran órgano similar a un ganglio linfático diseñado para filtrar el flujo sanguíneo, almacenar células sanguíneas y producir linfocitos. Se encuentra debajo de las costillas izquierdas cerca del estómago.
  • La linfa es un líquido incoloro con un alto contenido de linfocitos que fluye a través de los vasos.
  • Linfocitos. Estas células también se denominan «soldados» de la inmunidad, ya que son ellas las que destruyen cualquier patógeno que invada el cuerpo humano o se haya formado en su interior: células enfermas que causan oncología, procesos autoinmunes, inflamación, etc.
Enfermedades autoinmunes es un mal funcionamiento del sistema inmunológico, en el que los macrófagos comienzan a confundir las células de su propio cuerpo con las extrañas y tratan de destruirlas.
Cúrcuma – la raíz dorada de la longevidad
Cúrcuma – la raíz dorada de la longevidad

Entre los linfocitos hay linfocitos B y T. Junto con otras células del sistema inmunológico, crean una barrera protectora, mientras que el tipo T te enseña a distinguir tus células de las extrañas en una etapa temprana del desarrollo de la inmunidad, en la infancia. El proceso ocurre en la glándula del timo, y al llegar a la adolescencia, la actividad disminuye.

Razones para la inmunidad reducida

Hay una serie de factores que están fuera de nuestro control, así como razones que dependen directamente de nuestro comportamiento.

The immune system
Fotografía: Alain Lacroix | Dreamstime
  • Fumar: los carcinógenos que afectan el cuerpo a nivel celular ingresan al cuerpo. Las partículas se modifican y se convierten en radicales libres, provocando no solo una caída del sistema inmunológico, sino también procesos oncológicos, infecciosos, inflamatorios, autoinmunes.
  • Nutrición inadecuada: alimentos grasos, ahumados, dulces y ricos en almidón que contienen una gran cantidad de carbohidratos rápidos, la sal conduce a la interrupción del tracto digestivo, que está involucrado en la formación y el mantenimiento de la inmunidad en un nivel óptimo. nivel. Además, una comida copiosa destruye el hígado, que es un órgano que filtra la sangre y excreta toxinas del cuerpo.
  • Alcohol: los alcaloides destruyen el trabajo de todo el tracto gastrointestinal, el hígado y los riñones. Además, provocan deformaciones patológicas de las células, incluidas las inmunitarias.
  • Inactividad – un estilo de vida inactivo inhibe los procesos metabólicos – renovación celular. Además, la circulación sanguínea se inhibe, se producen procesos estancados que envenenan el cuerpo y crean una carga en el sistema inmunológico.
  • Estrés – las experiencias nerviosas, la depresión, los conflictos provocan un desequilibrio en la esfera hormonal – el nivel de producción de cortisol, que suprime la testosterona y el estrógeno, disminuye. Tal fondo provoca una caída en la inmunidad.
  • Dormir mal, insomnio: el cuerpo no tiene tiempo para acumular fuerzas, recuperarse después de un día duro. Por este motivo, se produce una cantidad insuficiente de melatonina, sin la cual el sistema inmunitario no es capaz de producir el número óptimo de glóbulos blancos, los principales participantes del sistema inmunitario.
  • Rayos ultravioleta: la exposición prolongada al sol abierto, la pasión por el bronceado conduce a la destrucción de las células inmunitarias.
  • El agua es la principal fuente de nutrición de las células. Sin una cantidad óptima de líquido, el oxígeno y otras sustancias valiosas no se pueden transportar.

Existe la opinión de que el consumo excesivo de proteínas a través de la leche, los huevos, la carne, etc. puede ser la causa de la caída de la inmunidad.

Cómo fortalecer la inmunidad

Para comprender cómo aumentar las funciones protectoras del cuerpo, debe comprender que la inmunidad es un sistema, la relación de varios procesos, órganos, células, etc. Esto significa que es importante abandonar los hábitos que dañan tanto el cuerpo como un órganos completos e individuales.

The immune system
Fotografía: Lime Art | Dreamstime

Pero incluso si se eliminan, el estado de salud sigue siendo deplorable, es necesario consultar a un médico y someterse a un examen detallado del cuerpo para identificar procesos peligrosos que suprimen el sistema inmunológico.

Jengibre – especia y medicina
Jengibre – especia y medicina
  • Un estilo de vida saludable es un complejo muy asequible e importante, gracias al cual puede fortalecer la inmunidad y la salud en general.
  • Nutrición adecuada: frutas, verduras, mariscos, pescado, nueces, bayas, hierbas, etc.
  • Rechazo del alcohol. El hígado es el único órgano capaz de autocurarse completamente. Basta con no beber durante tres meses, ya que el filtro principal del cuerpo volverá a ser joven y saludable.
  • Dejar de fumar: esta adicción es la causa de muchos males que conllevan una amenaza mortal para el cuerpo, incluidos enfisema, ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, procesos autoinmunes, cáncer de pulmón, etc.
  • Normalización del sueño: es necesario crear todas las condiciones para que el cuerpo pueda descansar durante al menos 6-7 horas.
  • Uso de decocciones, tinturas y tés de manzanilla, ortiga, pasas, menta, rosa mosqueta.
  • Lleve un estilo de vida activo: vaya a nadar, asista a clases de fitness, yoga, simplemente camine al aire libre todos los días, no aumente de peso en exceso y evite enfermedades infecciosas y fúngicas.
  • Control de las emociones, es importante evitar el estrés. Alegría, un estado de ánimo alegre contribuye a la producción de hormonas del placer que activan los mecanismos de defensa del organismo. Y esto significa que la expresión: “¡Sonríe, Señor, sonríe!” no solo tiene un significado filosófico, sino también médico.
1
Contenido Cuota